“Él” y el otro. Mi cónyuge y Bruce, mi Bruce, Springsteen,

Cuando yo me casé lo hice al estilo tradicional, es decir, con un solo hombre. Lo normal. Al menos en aquellos tiempos. Al poquísimo tiempo descubrí que de uno nada, que me había casado con dos. Reconozco que nadie me engañó, pero nadie me lo advirtió. Con el paso de los años me acostumbré a vivir con ambos y no sé cuando me empezó a gustar este tipo de convivencia. Hoy puedo decir que no podría vivir sin ninguno de ellos. A punto de celebrar –si Dios y mi marido quieren- el vigésimo aniversario de mi matrimonio (o “martirmonio”, como dice mi querido) confieso que estoy confundida: creo que amo a los dos a la vez. En realidad no creo, lo sé. Si ya lo intuía, lo certifiqué el pasado sábado en San Sebastián -ciudad a la que no iba hace mucho tiempo y me volvió a impresionar por su belleza y por su gente, encantadora-, donde compartí parte de la noche con los dos. Con Él, mi cónyuge, el auténtico, y con el otro, el platónico, el idílico, el inalcanzable, Bruce, mi Bruce, Springsteen, el Boss. Qué hombre, qué genio, qué espectáculo (como tú, mi amor). Durante más de tres horas –lo que duró su concierto en Anoeta- sólo tuve ojos para él. El resto del mundo, incluidos mis hijos que estaban también, desapareció. Una vez más, me enamoré. Su pasión por la música, por el escenario, por la vida; su alegría, su simpatía, su buen rollo; sus “chuletas” para hablar en castellano, su energía, su amor por la familia. Su música, las letras de sus canciones. Su sonrisa. Todo me gusta. No hay un pero en él. Ayyyy (suspiro). La culpa la tiene mi marido. Su fascinación y obsesión por Bruce -crónica, enfermiza- traspasa barreras y en estos veinte años no miento si digo que hemos amanecido, comido, bailado y dormido los tres juntos. Su voz ha envuelto nuestra vida y ahora voy y sueño con ella. “I love you”, me dice. Me muero. “I love you too”, contesto. Y me reencarno en Patti Scialfa, su mujer. O eso creo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*