Mujer anuncio

Soy una mujer obsesiva. Lo reconozco. Cuando una idea se adueña de mi mente, me atormenta día y noche. Hasta hace poco soñaba con que me hicieran la típica entrevista tipo su libro favorito, película preferida, canción inolvidable, etcétera. Sabía las respuestas de memoria. Un día gané un premio de periodismo -el premio, mi premio, el único-  y me la hicieron. Lloraba de emoción. Como de emoción puedo llorar si se cumple mi última obsesión. Quiero ser mujer anuncio. Lo necesito. Aunque para ello tenga que ser famosa. Que eso si que es fácil en España. Por mérito propio o sin ningún mérito. Que aquí cualquiera alcanza la fama. Y yo todo el día dando a la tecla y nada. Y encima tengo un premio. Que ya es algo. Bueno, lanzo la idea. Quiero ser la “imagen de”. Me estoy viendo. “Marta Barroso, nuevo rostro de Estée Lauder de su línea para pieles maduras”. Por ejemplo. Y continúa. “Nuestro nuevo icono (¡yo!), de belleza magnética, (qué fuerte)  tiene un glamouroso y vanguardista estilo que encaja a la perfección con la  firma”. Moriría. Mujer anuncio. Como las de la tele. Pero yo a lo mío. Cambio de marca. Y digo. “Los rumores son ciertos. Estoy emocionada por ser la nueva embajadora de L´Oréal Paris”. Fallezco. Y anuncian. “Julianne Moore cede el testigo a Marta Barroso, que transmite a la perfección la experiencia, seguridad y carisma de una mujer a los 50”. Qué bombazo. Me visualizo. Firmando el contrato. Siendo la envidia de todas mis amigas, que hay que ver lo envidiosas que somos las mujeres. Después vendrán Shiseido, Bobbi Brown… Hay tantas. El problema es que no se han fijado en mí. Con lo que me gustaría. Y si no es de cosmética de otra cosa, que a esta edad, una da mucho juego. Que si se tercia me convierto en la imagen de ese yogur ideal para huir de la osteoporosis o de ese otro que te hace más fácil el duro caminar por la menopausia, qué sofoco. Por no hablar de esos pañales tan monos para la incontinencia. Que no es el caso. Pero si hace falta me pongo el mundo por montera. Dando la cara. Que no pasa nada. Ya está bien de tonterías. Que todas cumplimos años y todas pasamos por lo mismo. Lo tengo clarísimo. Me ofrezcan lo que me ofrezcan digo que sí. Más fácil no lo puedo poner.

 

Un comentario en “Mujer anuncio”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*