Sola en la ciudad, ¿las vacaciones perfectas?

Sola en la ciudad. Cada vez que recuerdo el verano de 2011 me dejo llevar por la melancolía y sonrío. El verano perfecto. Las vacaciones más puras. Los días, de descanso. Absoluto. La libertad. Libre, sí, libre como el sol …

El síndrome del abanico

Es mentar el término y provocar un sofoco. Por causas fisiológicas o por ese pudor femenino de evitar la circunstancia. Dios me libre. De mentarla. Adivina, adivinanza. Del griego “mens”, que significa mensualmente, y “pausi” (qué monada), que significa cese. …