“Mamá me hago pis”

No hay derecho. Lo digo en serio. Desde que me enteré no me hablo con mi madre. Y con mi padre he cortado directamente nuestras conversaciones terreno-celestiales. Se lo he dicho. A una y a otro. El motivo. Toda la vida educándonos para llegar a esto. No entiendo. Cómo han sido capaces de hacernos sufrir de manera tan cruel, fuera donde fuese, obligándonos a controlar los esfínteres a los cuatro hermanos hasta encontrar el lugar oportuno.  Unos carcas, desde luego, unos carcas. Sin visión de futuro. Lo que jamás pensé de ellos, a los que incluso creía liberales. Me parece fatal. 53 años convencida de ser una mujer educada en las buenas maneras y ahora descubro que no. “¿Qué es eso de ir al cuarto de baño?” Eso ya no se estila.

Vamos, que por no necesitar no hubiera necesitado ni pañales. Además de evitar el duro proceso del aprendizaje no hubiera tenido que pasar por innumerables y durísimos trances a lo largo de mi vida. Una incotinencia urinaria es algo muy serio y la sensación de la vejiga hinchada a punto de estallar, un motivo traumático para cualquier persona. Trauma que ahora veo innecesario si mis progenitores hubieran sabido ver más allá de su propio presente. Que poca visión de futuro. Papá, mamá, ahora eso se hace en la calle. Lo ha hecho una persona “súper-mega-importante”. Que representa al Ayuntamiento de Cataluña. Y con una imagen nítida y clara nos demuestra que en los tiempos que corren lo que se estila es hacérselo en mitad de la calle. El pis. De momento. Y no se recoge. Que yo sepa. Hoy por hoy. Quizás el día de mañana pongan “mangueritas” de agua en las papeleras, para que al menos se enjuague. A modo perro. Con sus bolsitas. Que estos chicos de ahora limpios no serán, pero ingeniosos, los más. Como Águeda Bañón. Curioso apellido para la promotora de la acción. Seguro que eso es lo que le ha marcado. ¡Bañón, baños no! La estoy viendo. Con una pancarta empapada por las calles. Lugar, por cierto donde ella, curiosa responsable de comunicación del Ayuntamiento de Barcelona, elegida claro por su alcaldesa , suele hacerlo. La que comunica. Con el ejemplo. Gran ejemplo a seguir. “Mamá, me hago pis” “Pues háztelo hija, la calle es tuya”. Ya era hora. Por fin alguien sucio, pero practico, que piensa en la comodidad de las mujeres.

 

Un comentario en ““Mamá me hago pis””

  1. Pues eso no es nada con todos los alrededores por donde pasó el desfile del orgullo Gay! Mi calle es secundaria, es decir no hubo prioridad para limpiar, pero con mucha calma para evacuar…así tuvimos de todo, primeras y segundas  y llena de papeles  y otras cosas, que usaron para limpiarse. Con el calor no quiero ni contar el olor de la evaporación. Tuve que baldear mi fachada con varios cubos de agua con lejía y jabón…Aun estoy esperando  que pase el camión del Ayuntamiento con la manguera… pero ahora que lo dices, Marta, esto es una comodidad para la mayoría…sucia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*